Agua

La modernización de la gestión de los recursos hídricos figura entre los principales desafíos globales a los que tienen que afrontar los gobernantes del mundo en la próxima década. Tan sólo mediante la adaptación de las infraestructuras junto al uso de nuevas tecnologías de gestión será posible garantizar un suministro de agua de calidad y equitativamente distribuida a una población creciente. 1 Racionalización del uso del agua reduciendo costos de depuración y bombeo 2 Control de consumo y fugas en edificios y sectores urbanos 3 Sensorización medioambiental para optimizar los patrones de uso/ de riego. 4 Control de calidad y nivel de servicio 5 Seguimiento de parámetros Sistemas de control y gestión de aguas: El uso de instrumentación de control en conjunto con las tecnologías inalámbricas proporcionan las siguientes ventajas: 1 Facilidad de instalación y ampliación 2 Capacidad auto-organizativa 3 Reducido consumo energético 4 Reducido coste unitario 5 Información encriptada para una máxima seguridad 6 Adaptación de los cultivos a los niveles freaticos. 7 Previsión de demanda para consumo humano y agrícola. Mediante el uso de sondas y sensores para la obtención de la información, el uso de comunicaciones inalámbricas para la transmisión de la misma y el desarrollo de aplicaciones software a medida Cilab proporciona soluciones “end to end” integrables con sistemas actualmente en marcha a bajo coste. El modelo explotación del GAM en la administración de agua consiste en desplegarse sobre la red hídrica midiendo y regulando el consumo para adaptarlo a las necesidades de las partes. Cilab contempla varios escenarios para gestionar el agua: 1 Agricultura (incluyendo hidroponica) 2 Jardines 3 Redes hídricas municipales 4 Sistemas de bombeo 5 Redes dobles 6 Sistemas de depuración 7 Gestión hidrográfica AHORRO: Energía de bombeo y depuración. Perdidas y evaporación. Hasta un 65% USUARIOS: Particulares, Comunidades, Gestores Ver PDF